Archivos mensuales: febrero 2009

SEASICK STEVE

No se trata de un “sin techo”, aunque lo parezca. Se trata de un fenómeno que toca sólo con 3 cuerdas, aunque tocando con ese swing para que quiere más. Se llama Seasick Steve y tiene una historia tras de sí, bastante peculiar.

Nació en California pero nunca ha tenido un hogar, trabajó de camionero, de productor y de músico de sesiones. Durante los sesenta este hombre llegó a tocar con Janis Joplin y Joni Mitchell y trabajó en estudios de grabación para otros músicos, hasta que en 2004 publicó su primer disco (Cheap) luego en el 2008 grabaría con Warner I Started Out With Nothin and i Still Got Most of it Left“  el disco por el que se le empezó a conocer.

Aunque fue realmente la aparición en un programa de fin de año de la BBC lo que realmente le hizo saltar al “Main stream”, a partir de ahí premios Brit Awards y palmaditas en la espalda. A la vejez viruelas.

Una curiosidad el pedal de bateria es un invento casero suyo al que llama “Mississippi Drum Machine” y es una caja de madera con un pedal y una matrícula de coche del estado de Mississippi, fundamental para el sonido.

Viendo este video lo realmente increíble es como nadie se dio cuenta antes del arte de este tipo.

Las enseñanzas de Steve “el que se marea” son las siguientes:

1.- Nunca sabes cuando te va a llegar tu momento, por eso lo único que puedes hacer es estar preparado para cuando llegue. Dedicate a disfrutar del camino.

2.- A veces los que tocamos o aporreamos algún instrumento siempre estamos pensando en tener mejores instrumento, y lo que queda demostrado con este hombre es que lo que hay que hacer se saber tocar los que tienes. Fijaos lo que hace este señor con una guitarra de tres cuerdas que compró a un tío por 75$ (cuando ese mismo hombre reconoció que la compró el día anterior por 25$).  El duende no se compra.

3.- Cuando te vengan con el cuanto de que los cantautores somos unos sosos que vean el video y se dejen de rollos. En la música no hay etiquetas.

4.- En otros países los programas de fin de año sirven para algo. No perdamos la fe.